Hacemos envíos gratis en V. Santa Rita, Devoto, V. del Parque, Paternal, Agronomía, Pueyrredón, Flores, Villa Crespo y muchos más. ¡Consultanos!

    Un joven periodista argentino decidido a todo, o a casi todo, con tal de paladear el triunfo, pero capaz de lealtad y envuelto a su pesar en un entretejido de violencias, crímenes y traiciones, donde nada es lo que parece ser. Un viejo patrón de empresas periodísticas, auténticamente germanófilo, y un supuesto proxeneta irlandés, en realidad miembro del contraespionaje británico. Un marchand tramposo, un pintor que falsifica obras de artistas célebres y un cuadro que representa a una mujer negra. Es este cuadro el que al situarse en el centro de la narración desencadena el drama, revelando, a través de una trama sutil, hecha de historias imbricadas, pero estructurada con precisión y maestría, una ternura inesperada. Para quienes hemos leído los cuentos de Alfredo Benialgo, el protagonista de Una mujer somalí nos resulta familiar con su inocencia, sus angustias, su sensualidad, su humor. Una buena novela necesita una historia atractiva y una escritura sólida pero también, o sobre todo, un personaje en el que podamos proyectarnos, un personaje amigo. En ese sentido esta novela alcanza la excelencia.

    Una mujer somalí - Alfredo Benialgo

    $1.250,00 $1.062,50 15% OFF

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    Un joven periodista argentino decidido a todo, o a casi todo, con tal de paladear el triunfo, pero capaz de lealtad y envuelto a su pesar en un entretejido de violencias, crímenes y traiciones, donde nada es lo que parece ser. Un viejo patrón de empresas periodísticas, auténticamente germanófilo, y un supuesto proxeneta irlandés, en realidad miembro del contraespionaje británico. Un marchand tramposo, un pintor que falsifica obras de artistas célebres y un cuadro que representa a una mujer negra. Es este cuadro el que al situarse en el centro de la narración desencadena el drama, revelando, a través de una trama sutil, hecha de historias imbricadas, pero estructurada con precisión y maestría, una ternura inesperada. Para quienes hemos leído los cuentos de Alfredo Benialgo, el protagonista de Una mujer somalí nos resulta familiar con su inocencia, sus angustias, su sensualidad, su humor. Una buena novela necesita una historia atractiva y una escritura sólida pero también, o sobre todo, un personaje en el que podamos proyectarnos, un personaje amigo. En ese sentido esta novela alcanza la excelencia.

    Mi carrito